La fécula de patata es especialmente adecuado para ser utilizado en la industria alimentaria. Los campos de aplicación concretos son la sustitución de grasa, pero también la utilización como espesante y como carga. Además, la fécula de patata se utiliza también como soporte de aromatizantes y – cuando se utiliza en emulsiones – estabilizador. En la industria alimentaria, también se suele recurrir a la capacidad de la fécula de patata como agente de retención del agua.
Dos de las características especiales de la fécula de patata son su color blanco y su sabor neutro. Además, de la fécula de patata tiene una viscosidad alta.

Las áreas de utilización típicas son los productos cárnicos, pero también pastas, productos de panadería, snacks o sopas y salsas en las que la fécula de patata se utiliza como ligante.